MARÍA ELVIRA SIERRA

18 mayo, 2021 Noticias0
Opción_3

Para la diseñadora María Elvira Sierra, 1990 fue el año que marcó su vida, ya qué Bogotá, la capital de Colombia, la recibió para cumplir su sueño de ser diseñadora. La Escuela de diseño de modas y patronaje industrial Arturo Tejada Cano se convirtió en su “Alma Mater”. En eso momento tan trascendental, no imaginaba que tenía de frente uno de los retos más grandes de su vida… estar lejos de la familia y estudiar al máximo para lograr hacer realidad su sueño.

Desde muy pequeña sintió vocación hacia todo lo creativo, ella dice Yo no escogí la carrera, me atrevo a decir que nací diseñadora. Me gustaba también la arquitectura y el diseño de Interiores, pero nunca dudé por el diseño de modas”.

Durante su proceso de aprendizaje, sus virtudes se hicieron notar y Arturo Tejada (QEPD), director y fundador de la institución, siempre la incentivó diciéndole “Tú tienes madera para ser diseñadora” por eso, durante dos temporadas estuvo entre las dos alumnas que escogían para participar en Colombiamoda, en un desfile colectivo de estudiantes.

La creativa es una enamorada eterna de los caballos, quizás se deba a que es de signo sagitario “Me encanta el centauro que nos representa, me identifico mucho con la naturaleza noble de los caballos y el arquero bien sea para la defensa o el ataque” dice María Elvira. Ese denotado amor ha sido, a lo largo de su carrera, el ADN de muchas de sus colecciones “La propuesta de los caballos es mucho más artística, de costos más elevados por la exclusividad de los estampados y para una mujer más arriesgada que quiere mostrar moda. En la actualidad, la pandemia limita todos esos escenarios”. Para ella, el caballo es el número uno por su hermosura, majestuosidad, nobleza y fuerza.

“Los caballos se volvieron un sello distintivo de la marca porque cuando empecé a hacerlos prácticamente nadie lo hacía. Cómo diseñadora colombiana creo haber sido la primera, sin miedo a hacer estampados con mega imágenes de caballos. ¿Por qué? Primero porque son absolutamente hermosos. Los caballos son un animal espectacular con demasiada presencia. Segundo porque además de diseñadora soy caballista, aficionada a la raza de caballos que criamos en Colombia y es motivo y razón de orgullo nacional porque nuestro “Caballo Criollo” está declarado como patrimonio genético nacional. Y tercero, porque hay demasiados estampados de lo mismo, es hermosa la propuesta de botánica, pero en parte la moda se trata de eso, crear proponer y cambiar”.

Importantes exposiciones y eventos han sido testigos de su trayectoria, destacan Expobordados Colombia, en Cartago, que fue su primera participación profesional. Model of the World, Cartagena Fashion Week, Ecuador Fashion Week en Guayaquil y Barranquilla Fashion Week en Barranquilla, Atlántico, entre muchos otros.

La industria de la moda, sin duda alguna, deja grandes satisfacciones, es una profesión en constante evolución y surge desde el buen manejo del taller y las operarias, la atención a los clientes, el conocimiento sobre la situación del país y, en este caso, la evolución de la mujer en el mundo. Al respecto, María Elvira Sierra diseñadora y empresaria opina “La evolución en la industria de la moda está muy conectada al marketing. No es solo ser buen diseñador, sino también buscar los medios para dar a conocer nuestro trabajo, siendo así, ha sido necesario tratar de estar siempre vigente, a la vanguardia de las propuestas, y sobre todo escoger los eventos y la participación en donde pueda presentar mi trabajo”.

La diseñadora y empresaria dice estar segura de su propósito y le queda muy claro que es el proponer moda y estar conectada con la feminidad de la mujer. Dentro de sus proyectos y pensando a futuro asegura que en un plazo no mayor a 5 años estarán posicionados como una marca incluyente, con una identidad muy singular, que no resulte solo atrayente para las mujeres caballistas, sino para todas las amantes de la moda.

Sus colecciones, por lo general, están confeccionadas en sedas, tafetas, chifones, telas bordadas, y recamadas, siempre buscando textiles sumamente femeninos. En cuanto a su paleta de color, el blanco, y el negro predominan en la mayoría de las colecciones ya que estos dos colores son de gran aceptación y resultan muy comerciales y el colorido complementario está siempre en función de las tendencias.

La colección actual es resort y lleva por nombre “Destino” “Es porque me da esa sensación de optimismo por el futuro, aunque ahora mismo todo parezca tan incierto, pase lo que pase siempre tenemos un destino que nos espera, siempre hay un "DESTINO" aunque no lo conozcamos” confirma la diseñadora y continúa “En esta colección no incluimos los caballos, el mundo y mi país, particularmente, atraviesan una situación crítica. Hicimos una colección de moda muy comercial con las tendencias que ya están posesionadas en el mercado”.

Leave a Comment