#UnDíaComoHoy 14 de enero, pero de 1883 nace Nina Ricci en Turín, Italia.

A sus 14 años empezó a trabajar como aprendiz en un taller de moda de París, del que fue directora a los 18 años al tiempo en que se casaba con Luis Ricci, un joyero. A sus 22 era diseñadora jefa del taller.

En 1905 nació su hijo Robert y ella creaba ya sus propios diseños que vendía a otras firmas. Continuó en el mundo de la moda y se ganaba la vida cosiendo para tiendas y fábricas hasta que en 1929 se quedó sin trabajo y decidió pedir ayuda a su hijo, quien tuvo la idea de fundar la marca Nina Ricci en 1932 y orientar la producción hacia la alta costura.

Nina Ricci contó con mucha capacidad técnica para esculpir la tela directamente sobre el cuerpo de las modelos prescindiendo de los bocetos. Desde el primer desfile fue un suceso, logró atraer una gran clientela basada en los precios más accesibles que sus competidores perfección en la silueta, materiales de buena calidad y confección precisa de las prendas. Su estilo elegante y femenino atrajo a muchas actrices a la marca y hasta realizó vestuarios para obras de teatro.

En cuanto a la moda, en 1950, Nina Ricci por consejo de su hijo decidió rodearse de diseñadores más jóvenes en 1954 contrató al belga Jules-François Crahay logrando el reconocimiento internacional en los diseños. Cuando Nina decide retirarse del proceso creativo es Crahay quien queda a cargo. Le reemplazó en 1964 Gérard Pipart quien permaneció en la casa durante 35 años hasta su jubilación.

Durante la Segunda Guerra Mundial, en la que Ricci tomó parte como oficial, compraron una granja en Anjou para poder comer la familia y todas las costureras.

Pasado el bache de la guerra la firma Ricci dejó la costura en segundo plano y apostó por los perfumes. El primero que se lanzó fue Coeur Joie en 1946 resultando un éxito de facturación. Dos años después presentó L’Air du Temps, con dos palomas, símbolos del amor y la libertad, aparecieron en el frasco del emblemático perfume L’Air du Temps en una botella diseñada por Marc Lalique, convirtiéndose en el segundo perfume más vendido en el mundo después del Número 5 de Coco Chanel.

A través de la internacionalización por los perfumes comenzó a exportar a Estados Unidos y a realizar desfiles en Nueva York y Washington.

En 1948 fue galardonada como Caballero de la Legión de Honor por el gobierno francés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.